Cielo azul



para Rayuela!

Share this:

8 comentarios:

  1. Este tipo de fotos me gustan mucho

    ResponderEliminar
  2. Pixel, a mi me encantan los cielos con ese azul tan limpio y unas nubes tan blancas.

    ResponderEliminar
  3. Con el cielo, siempre tienes una foto exclusiva ^_^ mu chuli

    ResponderEliminar
  4. También me gusta mirar al cielo buscando nubes de algodón. Se respira bien con esta foto!!!

    Besitos celestes

    ResponderEliminar
  5. MOntse! qué hermoso mi cielo!
    el 22 de julio publiqué una pequeña historia, que aquí te dejo de regalo.
    (una pena que no tenía tu cielo fotografiado en ese entonces...)

    nosotras, el patio y el cielo*

    Hubo un tiempo en que la felicidad eran su madre en la luz del invierno y las sábanas volándose al viento. En que la felicidad sabía a naranjas, olía a jazmines y sonaba a agua salpicada en la cara. Era la alegría suave de lo cotidiano, la alegría que simplemente se fue corriendo como arena entre los dedos. Era un hilo fino, límite entre lo visto y lo entrevisto; visión de una pequeña que dormía en la casa del árbol, que leía en la sombra del patio y que miraba absorta el cielo azul del verano.
    Hoy desde mi patio mira el cielo
    (parece que nuestras historias están escritas entre patios)

    y se absorta en otros vuelos
    (o tal vez los mismos).
    Intenta recuperar la luz, atisba el olor de la tierra. Pero la luz es una cápsula oscura, que algún día,
    tal vez
    (sólo tal vez)
    brote de la semilla enterrada.
    Entonces vuelve a mirar el cielo*


    http://en-zigurat.blogspot.com/2010/07/nosotras-el-patio-y-el-cielo.html

    mil besos,Montse*

    ResponderEliminar
  6. Drea, será porque su paisaje cambia constantemente.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Mercedes, yo siempre miro al cielo, es una costumbre que tengo desde niña.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Me has hecho llorar, Rayuela, con tu hermoso escrito. Yo también tuve un tiempo, en la niñez, en que la felicidad olía a jazmín y cerezas, un tiempo feliz que se desvanece como el agua entre los dedos. Ese tiempo pasó, habrá otro cielo.

    Un enorme beso.

    ResponderEliminar